Résumé - Curriculum Vitae
biography   exhibitions   press

 

saroja, una mirada al meditteráneo

El Punto de las Artes, Madrid

14-05-1998

Artículo

No es nada musitado que muchos artistas acaben teniendo una relación verdaderamente especial con un lugar determinado. Claude Monet lo tuvo con Giverny, donde plasmó sus impresiones más abstractas. Un refugio que le permitió, hasta sus últimos días, experimentar profusamente con las sensaciones atmosféricas y ambientales más desenfrenadas para, de esta forma, plasmar en sus lienzos lo que no sería sino el principio de su pintura más intuitiva. Y es, así, como el artista se recrea en su escondite, aislándose del resto del mundo para dedicarse, en exclusiva, a aquello que le cautiva por que, como decía el escritor Gustave Geffroy a propósito de la estrecha relación de su amigo Monet con su casa de Giverny "cuando un hombre tiene el donde ver, comprender y reproducir en resúmenes mágicos el paso de la luz sobre el mundo, puede vivir solo porque no está solo: está rodeado de todas las hadas de los manantiales, de los ríos, los campos y los bosques, las hadas del mar y las estaciones.” De esta forma, e igual que Monet se acercó a las orillas del Sena para entregarse por entero a la pasión de pintar, Saroja van der Stegen se ha acercado al Mediterráneo para acertar a descubrir el misterio de su luminosidad. Porque Saroja se aproxima, fundamentalmente, a un Mediterráneo luminoso, encendido, de litorales resplandecientes, refulgentes, para tratar de captar la claridad de las costas Baleares, la transparencia de la luz mallorquina y, más en concreto, la diafanidad de la atmósfera de Pollensa. Y es por eso que, en su eterna búsqueda del cromatismo, de la luminiscencia, esta artista holandesa crea una pintura de sensaciones, lumínica y colorista en tanto que la realidad allí planteada se ve descompuesta en evanescentes porciones de luz y color, una pintura llena de matices, de sutilezas pictóricas, sobre la que, de manera uniforme, se extiende una veladura lechosa, blanquecina, tamizada, difusa, que suaviza las posibles imperfecciones y que, de forma patente, hace recordar al espectador la magia de la centelleante luz mediterránea y, sobre todo, le hace entender que todo artista tiene su particular Giverny.

 

german
spanish
português